CAMBIA TU ESQUEMA MENTAL

Una vez leí, “cuando estés a las puertas de la muerte seguro que no desearás haber pasado más tiempo en la oficina”.

La verdadera generosidad con el futuro consiste en darlo todo en el presente. En la vida todo sucede por algo, todo lo que sucede tiene un porqué y toda adversidad nos enseña una lección. El fracaso, bien personal, profesional o espiritual, es necesario para la expansión de la persona, te aportará crecimiento interior y un montón de recompensas.

Tenemos que diferenciar muy bien el éxito externo con el éxito interno, hay una gran diferencia entre el beneficio y el bienestar. Convierte los problemas en oportunidades, esto es una de las lecciones que más me han enseñado en la vida, no hay errores en la vida sólo lecciones.

Si te encuentras con un resultado que no esperabas y estás decepcionado, recuerda que las leyes de la naturaleza nos dicen que cuando una puerta se cierra otra se abre. Cuando hayas aplicado este principio en tu filosofía de vida, podrás desterrar casi siempre las preocupaciones. No olvides que tu eres el arquitecto de tu futuro.

Tienes que empezar a vivir de tu imaginación y no de tus recuerdos. Para poder exprimir todo tu potencial, primero tienes que expandir tu imaginación. Las cosas son siempre creadas dos veces; primero en tu mente y después en la realidad. No quieras las cosas rápido, todo tiene su proceso. Todo cambio duradero requiere de tiempo y esfuerzo. La perseverancia es la madre del cambio personal.

Parece una ironía, pero cuanto menos pienses en el resultado final, más rápido llegará. Ten paciencia, que como dice mi padre es la madre de la ciencia, vive en la conciencia de que todo llegará, antes o después si te preparas adecuadamente.

Es como la historia de un chico que se fue a visitar a un sabio para que este le impartiera sus enseñanzas.

– El chico preguntó, ¿Cuánto tiempo tardaré en saber todo lo que tu?

El Maestro le contestó, cinco años.

El chico dijo, eso es mucho tiempo ¿Y si trabajo el doble?

El Maestro le dijo, entonces diez años.

El chico le replicó, ¿Y si estudio por las noches también?

A lo que el Maestro respondió, entonces quince años.

El chico sorprendido le dijo, Maestro no lo entiendo cada vez que te pido   dedicar más tiempo y más energías, la contestación es que tardaré más en lograrlo, ¿Por qué? La respuesta es muy fácil, le contestó el Maestro, si tienes puesto un ojo en tus objetivos que deseas alcanzar, sólo te queda uno para que te guíe por el camino.

¿Que es la suerte? para mi no es más que el resultado de unas decisiones tomadas con anterioridad. La suma de preparación y constancia.

En la vida cuando averigües cuál es realmente tu destino, ya no tendrás que trabajar ni un solo día más, tu trabajo será un juego, será la actividad que te apasiona hacer, no te estoy diciendo que tengas que dejar lo que ocupa hoy tu profesión o trabajo, pero si que debes empezar a correr algún riesgo, deja de vivir en tu zona de comodidad, yo la denomino la zona incómodamente cómoda. Lo mejor que puedes hacer por ti mismo es traspasar la frontera y dar el salto, no olvides que sin valor no hay gloria y para llegar a la gloria hay que echarle valor.

Empieza por las cosas que siempre has querido hacer y que por una cosa u otra has ido posponiendo. Coge un papel y anota las diez cosas que más te gustaría hacer, tómate tiempo para reflexionar, descubre tu verdadera razón de vivir y ten el valor para afrontarlo. A veces hay que pararse a pensar y reflexionar sobre tu misión en la vida y la manera de vivirla, diez minutos de reflexión pueden tener un profundo impacto sobre la calidad de tu vida.

El secreto del éxito es la constancia en los propósitos. No olvides que es imposible dar en un blanco que no puedes ver. Mucha gente se pasa la vida soñando ser más feliz, tener más dinero, estar mejor físicamente, etc , pero no dedican ni quince minutos a escribir sus metas. Marcar objetivos cambiará radicalmente tu vida, tu mundo se volverá más dinámico, más pleno, más mágico. No marcar objetivos definidos es como ir en un barco por el océano sin brújula ni ningún sistema de navegación, es navegar por la vida sin rumbo, a la deriva.

Cuando decides concentrar tu mente en los objetivos de tu vida, tu mente empezará a descartar lo que no importa para centrarse sólo en lo que es importante. Esto es debido al poder de concentrar la mente en los que nos gusta, estamos hechos y moldeados por lo que amamos.

Por cierto, recuerda que un objetivo no es tal si no lo anotas por escrito y con una fecha de consecución.

Cuando trabajas para mejorar la vida de los demás, indirectamente estás elevando la tuya. La calidad de nuestras vidas se reduce a la calidad de lo que podemos aportar. Elevando la vida de los demás, nuestra propia vida alcanzará dimensiones elevadísimas. Practica la bondad y aprende a cultivar relaciones más ricas.

Existe mucha diferencia entre tener mucho dinero o tener mucha vida. Cuando empiezas a practicar el arte de la gratitud, cultivarás la riqueza de la vida que persigues. La vida no siempre te da todo lo que pides, pero si lo que necesitas. Dar las gracias por todo lo que tenemos, del tipo que sea, es lo mejor que podemos hacer y enseñar a nuestro prójimo.

Tienes que vivir cada día como si fuera el último, aprende cada día más, ríe más, haz lo que realmente te gusta hacer. Cuando la mente tiene un objetivo definido, puede enfocarse, dirigirse, volver a enfocarse y redirigirse hasta llegar a él. Si no tenemos un objetivo definido, perdemos energías en todas las direcciones.

No se puede acertar en el blanco si uno no sabe donde está. Unos objetivos limitados dan como resultado una vida limitada. Tienes que elevar tus aspiraciones.

 

7 HABITOS QUE PRACTICAN LAS PERSONAS DE EXITO

Los 7 hábitos que practican a diario las personas exitosas

 

 

Hábito nº 1: Escribe tu “lista de tareas pendientes” la noche anterior.

Las personas de éxito escriben sus tareas pendientes para el día siguiente o incluso para el resto de la semana cada noche antes de irse a la cama, esta es una forma de prepararse para ser más productivo y dejar que el subsconsciente trabaje para nosotros. Las personas exitosas tienen el hábito de enumerar sus tareas, y organizarlas de urgentes a importantes, tú puedes hacerlo de la misma manera clasificándolas por orden de prioridades.

Hábito nº 2: Mente, cuerpo y alma

La personas de éxito practican algún tipo de actividad física, principalmente a primera hora de la mañana, trabajan su mente mediante la práctica de la meditación y la visualización. Es importante buscar un momento de quietud para serenar nuestra mente y poner todas nuestras ideas en orden.

Hábito nº 3: Establecer metas y visualizarlas

El 95 por ciento de las personas exitosas suelen escribir sus metas, planes o visión para obtener éxito regularmente. Dichas metas tienen que ser por escrito, alcanzables y con fechas precisas, aunque sean pequeñas.

Por lo general, hacen esto en la mañana para establecer sus intenciones diarias y para preparar su estado mental para afrontar un día lleno de desafíos en el camino hacia el éxito. estas metas u objetivos se revisan a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde. Todas la metas tienen que ser mensurables, es decir que podamos medir los progresos. Si los objetivos son muy ambiciosos, la dividimos en pequeñas fracciones.

 

Hábito nº 4: Gratitud y autoevaluación positiva

Ser agradecido a la vida y centrarse en lo positivo es una  una prioridad común en la vida de las personas de mayor éxito. Practica el arte de la gratitud todos los días, es una manera de que el Universo nos lo devuelva con creces. Los pensamientos son el lenguaje del cerebro y los sentimientos son el lenguaje del cuerpo. Esos pensamientos rebotarán porque no son iguales a las emociones que te hacen sentir el miedo. 

Si una persona siente el poder de la gratitud, y lo practica una y otra vez con afirmaciones como, “Soy maravilloso, soy increíble, soy imparable” y así sucesivamente y se alinea con su sistema nervioso entonces aquí es donde el poder real entra en juego”. La gratitud es poder.

Trata de ser agradecido por lo menos tres veces al día y compártelo con un amigo o compañero, o simplemente contigo mismo.

 

Hábito nº 5: Desarrollo personal

Las personas exitosas se enfocan en aprender nuevas habilidades, leen libros, asisten a entrevistas y cursos, es decir no paran de formarse u de rodearse de personans de éxito.

Siempre hay más que aprender, la autocomplacencia es nuestro mayor enemigo, tanto en la vida personal como en los negocios. Siempre soy un estudiante de liderazgo.

Lee por lo menos 20 minutos al día, o incluso puedes escuchar una hora de algún podcast diario, que más o menos es igual a leer más de 36 libros en un año.

 

Hábito nº 6: Networking

Las personas piensan de esta manera:  “Your network determines your net worth” algo así como que tus redes o conexiones sociales determinan tu éxito.Hoy más que nunca y gracias a las tecnologías podemos estar a un clik con cualquier persona, organización o empresa del mundo.

Crea el hábito de trabajar en la construcción de nuevos puentes con los demás, colaborar, aportar y desarrollar una red de contactos y socios en tu trabajo.

Crea el hábito de conocer al menos una nueva persona a la semana.

 

Hábito nº 7: Reuniones y sesiones de seguimiento

Por último, pero no por ello menos importante, el séptimo hábito que resultó ser altamente practicado por los más exitosos es hacer llamadas o reuniones semanales con mentores o socios para ponerse al día sobre asuntos varios y compartir responsabilidades.

Encuentra a alguien que esté en un nivel similar a ti en la vida y haz un compromiso entre tú y tu compañero para tener reuniones una vez por semana para compartir logros, obstáculos, nuevas metas y lo que has aprendido de la semana previa.

Estos hábitos puedes comenzarlos poco a poco, introduciendo uno cada semana hasta que los completes todos, no te obsesiones con hacerlos todos de golpe, recuerda que los hábitos se generan desde la constancia y la disciplina diária.

La clave es comprometerse por lo menos durante dos o tres meses de manera continua hasta que tu cuerpo se ajuste a la nueva vida que estás creando y a los hábitos que estás acondicionando. Para que un hábito se asiente necesitamos un periódo de 21 días

 

GANAR PERDIENDO, el fracaso no existe

Ganar perdiendo, el fracaso no existe

Las lecciones, las que vienen de la derrota, tienen un valor incalculable. Aprende de tus errores, esta es una regla muy sencilla pero que sorprendentemente ves cómo mucha gente hace caso omiso de ella, quizás por no reconocer el fallo o la derrota, o simplemente por no tener la humildad suficiente como para saber que simplemente nos hemos equivocado y hemos hecho algo mal. Si no aprendes la lección de ver que hiciste mal y reconocerlo, te estás condenando a cometer el mismo error y posiblemente al fracaso. No puedes ganar en la vida si pierdes el control mental, si te controlas a ti mismo y tu comportamiento saldrás victorioso.

Si quieres mejorar tu vida debes mejorar tu propia carrera, no importa lo que la gente pueda decir de ti, lo importante es lo que te digas a ti mismo. No debe preocuparte las opiniones ajenas, lo que importa es que tu sepas que estás haciendo lo correcto, decide lo que está bien y aférrate a ello. No tienes que compararte en ningún momento con nadie, eso es un gran error, como dicen los sabios: cada segundo que inviertes pensando en los demás, estás apartándote de tus objetivos.

Mi experiencia me dice que cuando uno aprende a dirigir sus estados y a dominar su comportamiento, puede conseguir cuanto se proponga. Sepa lo que quiere pedirle a la vida y tenga la total seguridad de conseguirlo. La vida te pagará cualquier precio que tú le pidas. Pide dinero y te lo dará, pide felicidad y alegría y también lo obtendrás.

Existen varias razones fundamentales que tenemos que entender como indicadores en la carrera del éxito. Son especialmente importantes, si llegas a dominarlos las posibilidades de llegar no conocerán límites. La decisión de llevarlo acabo junto con una disciplina militar obra milagros.

Tienes que aprender a superar la frustración:

La frustración es capaz de rompernos los sueños, esos por los que hemos estado luchando, de convertir nuestra actitud positiva en negativa, nos roba las energía y nos hunde nuestro estado de ánimo. Y una vez ocurrido esto, nos destruye la disciplina. Por eso lo que te aconsejo es que aprendas a disciplinar tu frustración, hazla tuya, pero nunca te quedes a merced de ella. Todo el camino hacia el éxito está lleno de pequeñas rocas que tenemos que ir saltando, y no olvides que el tamaño de esa roca , está solamente en tu cabeza, tu eres el que haces que sea una roca inmensa o de lo contrario pequeñas piedras El que diga lo contrario no sabe nada del éxito.

Sólo hay dos tipos de personas; las que superan la frustración y los que se quedaron deseando haber sido capaces de superarla. La recompensa por superar la frustración es realmente enorme. El que se arruina y se viene abajo seguramente no ha sido capaz de superar la frustración. Según las encajes, así serán tus resultados.. Hay grandes frustraciones en el camino de todo gran éxito.

Todos los triunfadores han llegado a saber que el éxito está oculto al otro lado de la frustración, siempre hay que dar un paso más. Por desgracia, muchos no llegan a saltar al otro lado. Para pasar esa barrera hay que superar cada revés y tomárselo como parte del precio que hay que pagar, como una retroalimentación.

Tiene que aprender a superar el rechazo:

Los mejores vendedores son los que escuchan más negativas, son personas que saben como absorber uno no tras otro y servirse de impulso para conseguir el sí.

Uno de los desafíos más grandes de nuestra sociedad es la dificultad para superar la negativa, del tipo que sea. Para triunfar debe aprender a encajar el rechazo y despojarlo de su poder. ¿Cómo sería su comportamiento si supiera que no puede fracasar? ¿Influiría en el comportamiento y en su forma de actuar? Párate a pensarlo. Seguramente tu comportamiento y tu forma de actuar sería exactamente la que tu quieres que sea. El miedo actúa de freno y el miedo al rechazo también.

¿Quién no en su vida a tenido alguna vez miedo en acercarse a una chica para establecer una conversación, cuantas veces nos hemos frenado por miedo al rechazo? Seguramente a todos nos a pasado más de una vez, y lo peor de todo es que nos hemos quedado con las ganas de conocer el resultado. “Sin valor no hay gloria, o dicho de otra manera, para llegar a la gloria hay que echarle valor.”

Todo lo desconocido nos da miedo y realmente es hay donde crecemos como seres humanos. Las consecuencias de unos pensamientos limitados, es una vida limitada. El rechazo nos tiene que servir de estímulo, convertirlo en una oportunidad. Sin el rechazo y la negativa no hay triunfo auténtico. Cuantas más negativas recibas, más estarás aprendiendo y más cerca estarás de conseguirlo. La próxima vez que alguien te rechace o te de una negativa, dale un abrazo. Convierte los noes en abrazos. Si consigues superar el rechazo, conseguirás todo lo que te propongas.

Tienes que aprender a superar la presión financiera:

La presión financiera es capaz de hundir a muchas personas. El dinero es como la comida, cuando no la tienes no haces más que pensar en ella.

Superar la presión financiera no sólo es una cuestión de actitud mental, es más que eso, es saber tomar, saber dar, saber ganar, saber ahorrar y saber perder.

La primera regla para eliminar la presión financiera es quitarnos las deudas, son el lastre que nos condiciona.

La segunda regla consiste en mantener liquidez, la liquidez es la reina del juego.

Tienes que aprender a superar la vanidad:

La vanidad es una de las pasiones más desastrosas. Tienes que evitar caer en la autocomplacencia. No debes acomodarte en ningún momento, ni aunque hallas conseguido el éxito. No olvides que lo que no sube baja y al revés. Si te acomodas dejas de progresar, dejas de crear valor añadido.

Otra cosa muy importante para evitar la autocomplacencia, es evitar los cuchicheos o comadreos. No hacen más que envenenar la mente del ser humano, te abotargan y no haces más que pensar en lo que hacen los demás, en vez de centrarte en ti. Para mi esto no es más que una manera de matar el aburrimiento de los fracasados. Tienes que distanciarte de las mezquindades de la vida. Si quieres ser vanidoso y mediocre, dedícate a murmurar sobre la vida de los demás, pero si quieres ser diferente, desafíate a ti mismo, ponte a prueba y convierte tu vida en algo especial.

Da siempre más de lo que esperas recibir:

Mucha gente no piensa más que en recibir, pero si quieres que tu vida funcione, empieza a pensar en como dar. Puedes ganar mucho dinero y tener muchas propiedades, pero si lo haces sólo para ti mismo , en realidad no serás un triunfador. No poseerás la verdadera riqueza, no tendrás el verdadero poder. El que llega a la cima en solitario se queda sin nada que hacer, excepto quizás arrojarse desde ella. El poder de dar te garantiza virtualmente la felicidad.

Siento un gran respeto y admiración por las personas que han atravesado situaciones realmente difíciles y se han recuperado a base de trabajo y mucho tesón. La manera en que una persona maneja una situación difícil me dice mucho sobre ella.. He visto personas que parecen ser muy fuertes pero que se doblegan bajo la presión, esto se debe a la forma en que asumen el revés o el desafío.

“Si aceptas la derrota, serás derrotado”. Si aceptas que una situación es difícil pero estás decidido a superarla, tendrás muchas posibilidades de conseguirlo, esa es tu elección. Todos nos asustamos y nos preocupamos cuando la vida nos da algún revés, pero no permitas que eso te bloquee ni que destruya tu confianza. “Lo que no nos mata nos hace más fuertes”

Jamás digas que estás derrotado, no pasa nada porque fracases en algo, tómatelo como una inversión, es parte del aprendizaje, pero nunca tires la toalla. Tienes que luchar siempre, porque nunca sabes cuándo tendrás la gran oportunidad, pero te puedo asegurar que si eres preserveránte llegará.

“Dios nos aprieta, pero nunca nos ahoga.”

 

 

 

 

NO TE PERMITAS PENSAMIENTOS NEGATIVOS

 

Suelo usar una técnica para desprenderme de los pensamientos negativos; Me visualizo escribiéndolos en un trozo papel, después me imagino a mi mismo arrugando el papel, luego lo quemo y lo tiro, cuando me deshago de las cenizas, también los pensamientos se van de mi mente y los dejo ir.

Tienes que empezar a practicar el poder del pensamiento positivo, tienes que empezar a protegerte contra  todas las fuerzas negativas que existen en el mundo.

Una actitud mental realmente positiva es cuando eres bueno en lo que haces y estás preparado para todas las eventualidades, tanto las buenas como las malas.

Si no te encuentras mentalmente preparado para algunos reveses, cualquier resultado que no sea como habías previsto te superará por completo y te creará dudas innecesarias. Siempre surgen circustáncias que están fuera de nuestro control. La única manera que tienes de protegerte y evitar que tu confianza se venga abajo es encarar la situación con una actitud superior, cuenta con esto y prepárate para ello. Así es la vida, es algo que muchas veces no tiene nada que ver contigo ni con tus capacidades. No dejes que afecte lo más mínimo a tu autoestima.

Una cosa realmente importante y que no te puedes permitir bajo ningún concepto, es rodearte de gente negativa, tanto a nivel laboral como personal. Huye de ellos o te contagiarán.

Tienes que desafiarte a ti mismo, critícate y continua adelante para ganar seguridad y resistencia. Al desafiarte a ti mismo, tu impulso seguirá aumentando.

Con el impulso pasa una cosa curiosa, y es que si te detienes, éste hace lo mismo y puede volverse en tu contra y arrastrarte con todo lo que hayas conseguido.

No te permitas pensamientos negativos, el gran líder Gandhi lo dijo muy bien: No permitiré que nadie camine por mi mente con los pies sucios”.

Así que cada vez que tu mente te lleve a pensamientos negativos, guíala suavemente hacia pensamientos positivos, pensamientos que refuercen tu compromiso y a actuar de forma excelente. Cada vez que tu mente se centre en las dificultades, entrénala para que se concentre solo en las oportunidades. Y recuerda que si lo haces, alcanzarás tus expectativas, los resultados que esperas son los resultados que verás. Tus expectativas se convertirá, en profecías que se cumplirán. Recordar esto es importantísimo.

Tienes que liberar tu mente, tenemos el dominio absoluto sobre nuestros pensamientos.

 

Página 1 de 3123