Suelo usar una técnica para desprenderme de los pensamientos negativos; Me visualizo escribiéndolos en un trozo papel, después me imagino a mi mismo arrugando el papel, luego lo quemo y lo tiro, cuando me deshago de las cenizas, también los pensamientos se van de mi mente y los dejo ir.

Tienes que empezar a practicar el poder del pensamiento positivo, tienes que empezar a protegerte contra  todas las fuerzas negativas que existen en el mundo.

Una actitud mental realmente positiva es cuando eres bueno en lo que haces y estás preparado para todas las eventualidades, tanto las buenas como las malas.

Si no te encuentras mentalmente preparado para algunos reveses, cualquier resultado que no sea como habías previsto te superará por completo y te creará dudas innecesarias. Siempre surgen circustáncias que están fuera de nuestro control. La única manera que tienes de protegerte y evitar que tu confianza se venga abajo es encarar la situación con una actitud superior, cuenta con esto y prepárate para ello. Así es la vida, es algo que muchas veces no tiene nada que ver contigo ni con tus capacidades. No dejes que afecte lo más mínimo a tu autoestima.

Una cosa realmente importante y que no te puedes permitir bajo ningún concepto, es rodearte de gente negativa, tanto a nivel laboral como personal. Huye de ellos o te contagiarán.

Tienes que desafiarte a ti mismo, critícate y continua adelante para ganar seguridad y resistencia. Al desafiarte a ti mismo, tu impulso seguirá aumentando.

Con el impulso pasa una cosa curiosa, y es que si te detienes, éste hace lo mismo y puede volverse en tu contra y arrastrarte con todo lo que hayas conseguido.

No te permitas pensamientos negativos, el gran líder Gandhi lo dijo muy bien: No permitiré que nadie camine por mi mente con los pies sucios”.

Así que cada vez que tu mente te lleve a pensamientos negativos, guíala suavemente hacia pensamientos positivos, pensamientos que refuercen tu compromiso y a actuar de forma excelente. Cada vez que tu mente se centre en las dificultades, entrénala para que se concentre solo en las oportunidades. Y recuerda que si lo haces, alcanzarás tus expectativas, los resultados que esperas son los resultados que verás. Tus expectativas se convertirá, en profecías que se cumplirán. Recordar esto es importantísimo.

Tienes que liberar tu mente, tenemos el dominio absoluto sobre nuestros pensamientos.

 

Compartir en Redes Sociales