Ganar perdiendo, el fracaso no existe

Las lecciones, las que vienen de la derrota, tienen un valor incalculable. Aprende de tus errores, esta es una regla muy sencilla pero que sorprendentemente ves cómo mucha gente hace caso omiso de ella, quizás por no reconocer el fallo o la derrota, o simplemente por no tener la humildad suficiente como para saber que simplemente nos hemos equivocado y hemos hecho algo mal. Si no aprendes la lección de ver que hiciste mal y reconocerlo, te estás condenando a cometer el mismo error y posiblemente al fracaso. No puedes ganar en la vida si pierdes el control mental, si te controlas a ti mismo y tu comportamiento saldrás victorioso.

Si quieres mejorar tu vida debes mejorar tu propia carrera, no importa lo que la gente pueda decir de ti, lo importante es lo que te digas a ti mismo. No debe preocuparte las opiniones ajenas, lo que importa es que tu sepas que estás haciendo lo correcto, decide lo que está bien y aférrate a ello. No tienes que compararte en ningún momento con nadie, eso es un gran error, como dicen los sabios: cada segundo que inviertes pensando en los demás, estás apartándote de tus objetivos.

Mi experiencia me dice que cuando uno aprende a dirigir sus estados y a dominar su comportamiento, puede conseguir cuanto se proponga. Sepa lo que quiere pedirle a la vida y tenga la total seguridad de conseguirlo. La vida te pagará cualquier precio que tú le pidas. Pide dinero y te lo dará, pide felicidad y alegría y también lo obtendrás.

Existen varias razones fundamentales que tenemos que entender como indicadores en la carrera del éxito. Son especialmente importantes, si llegas a dominarlos las posibilidades de llegar no conocerán límites. La decisión de llevarlo acabo junto con una disciplina militar obra milagros.

Tienes que aprender a superar la frustración:

La frustración es capaz de rompernos los sueños, esos por los que hemos estado luchando, de convertir nuestra actitud positiva en negativa, nos roba las energía y nos hunde nuestro estado de ánimo. Y una vez ocurrido esto, nos destruye la disciplina. Por eso lo que te aconsejo es que aprendas a disciplinar tu frustración, hazla tuya, pero nunca te quedes a merced de ella. Todo el camino hacia el éxito está lleno de pequeñas rocas que tenemos que ir saltando, y no olvides que el tamaño de esa roca , está solamente en tu cabeza, tu eres el que haces que sea una roca inmensa o de lo contrario pequeñas piedras El que diga lo contrario no sabe nada del éxito.

Sólo hay dos tipos de personas; las que superan la frustración y los que se quedaron deseando haber sido capaces de superarla. La recompensa por superar la frustración es realmente enorme. El que se arruina y se viene abajo seguramente no ha sido capaz de superar la frustración. Según las encajes, así serán tus resultados.. Hay grandes frustraciones en el camino de todo gran éxito.

Todos los triunfadores han llegado a saber que el éxito está oculto al otro lado de la frustración, siempre hay que dar un paso más. Por desgracia, muchos no llegan a saltar al otro lado. Para pasar esa barrera hay que superar cada revés y tomárselo como parte del precio que hay que pagar, como una retroalimentación.

Tiene que aprender a superar el rechazo:

Los mejores vendedores son los que escuchan más negativas, son personas que saben como absorber uno no tras otro y servirse de impulso para conseguir el sí.

Uno de los desafíos más grandes de nuestra sociedad es la dificultad para superar la negativa, del tipo que sea. Para triunfar debe aprender a encajar el rechazo y despojarlo de su poder. ¿Cómo sería su comportamiento si supiera que no puede fracasar? ¿Influiría en el comportamiento y en su forma de actuar? Párate a pensarlo. Seguramente tu comportamiento y tu forma de actuar sería exactamente la que tu quieres que sea. El miedo actúa de freno y el miedo al rechazo también.

¿Quién no en su vida a tenido alguna vez miedo en acercarse a una chica para establecer una conversación, cuantas veces nos hemos frenado por miedo al rechazo? Seguramente a todos nos a pasado más de una vez, y lo peor de todo es que nos hemos quedado con las ganas de conocer el resultado. “Sin valor no hay gloria, o dicho de otra manera, para llegar a la gloria hay que echarle valor.”

Todo lo desconocido nos da miedo y realmente es hay donde crecemos como seres humanos. Las consecuencias de unos pensamientos limitados, es una vida limitada. El rechazo nos tiene que servir de estímulo, convertirlo en una oportunidad. Sin el rechazo y la negativa no hay triunfo auténtico. Cuantas más negativas recibas, más estarás aprendiendo y más cerca estarás de conseguirlo. La próxima vez que alguien te rechace o te de una negativa, dale un abrazo. Convierte los noes en abrazos. Si consigues superar el rechazo, conseguirás todo lo que te propongas.

Tienes que aprender a superar la presión financiera:

La presión financiera es capaz de hundir a muchas personas. El dinero es como la comida, cuando no la tienes no haces más que pensar en ella.

Superar la presión financiera no sólo es una cuestión de actitud mental, es más que eso, es saber tomar, saber dar, saber ganar, saber ahorrar y saber perder.

La primera regla para eliminar la presión financiera es quitarnos las deudas, son el lastre que nos condiciona.

La segunda regla consiste en mantener liquidez, la liquidez es la reina del juego.

Tienes que aprender a superar la vanidad:

La vanidad es una de las pasiones más desastrosas. Tienes que evitar caer en la autocomplacencia. No debes acomodarte en ningún momento, ni aunque hallas conseguido el éxito. No olvides que lo que no sube baja y al revés. Si te acomodas dejas de progresar, dejas de crear valor añadido.

Otra cosa muy importante para evitar la autocomplacencia, es evitar los cuchicheos o comadreos. No hacen más que envenenar la mente del ser humano, te abotargan y no haces más que pensar en lo que hacen los demás, en vez de centrarte en ti. Para mi esto no es más que una manera de matar el aburrimiento de los fracasados. Tienes que distanciarte de las mezquindades de la vida. Si quieres ser vanidoso y mediocre, dedícate a murmurar sobre la vida de los demás, pero si quieres ser diferente, desafíate a ti mismo, ponte a prueba y convierte tu vida en algo especial.

Da siempre más de lo que esperas recibir:

Mucha gente no piensa más que en recibir, pero si quieres que tu vida funcione, empieza a pensar en como dar. Puedes ganar mucho dinero y tener muchas propiedades, pero si lo haces sólo para ti mismo , en realidad no serás un triunfador. No poseerás la verdadera riqueza, no tendrás el verdadero poder. El que llega a la cima en solitario se queda sin nada que hacer, excepto quizás arrojarse desde ella. El poder de dar te garantiza virtualmente la felicidad.

Siento un gran respeto y admiración por las personas que han atravesado situaciones realmente difíciles y se han recuperado a base de trabajo y mucho tesón. La manera en que una persona maneja una situación difícil me dice mucho sobre ella.. He visto personas que parecen ser muy fuertes pero que se doblegan bajo la presión, esto se debe a la forma en que asumen el revés o el desafío.

“Si aceptas la derrota, serás derrotado”. Si aceptas que una situación es difícil pero estás decidido a superarla, tendrás muchas posibilidades de conseguirlo, esa es tu elección. Todos nos asustamos y nos preocupamos cuando la vida nos da algún revés, pero no permitas que eso te bloquee ni que destruya tu confianza. “Lo que no nos mata nos hace más fuertes”

Jamás digas que estás derrotado, no pasa nada porque fracases en algo, tómatelo como una inversión, es parte del aprendizaje, pero nunca tires la toalla. Tienes que luchar siempre, porque nunca sabes cuándo tendrás la gran oportunidad, pero te puedo asegurar que si eres preserveránte llegará.

“Dios nos aprieta, pero nunca nos ahoga.”

 

 

 

 

Compartir en Redes Sociales