Mi sistema de Trading y plan de formación es simple, porque creo que en la simplicidad está la eficacia. En mis inicios tenia un montón de temporalidades, indicadores, osciladores, soportes y resistencias, directrices, vamos que llegó un día que no sabia ni donde estaba el precio simplemente porque había tantas rayas en mi pantalla que casi no alcanzaba a verlo. Cuando un indicador me daba entrada en un marco temporal, otro me decía que no y así sucesivamente. Un buen día me dio por aplicar lo que en las Artes Marciales se llama la simplicidad, es decir hacer las cosas fáciles, sencillas, directas, que existiera una armonía entre lo que hago y mis objetivos, así que decidí empezar a eliminar marcos temporales, indicadores, medias móviles y comencé a trabajar con gráficos limpios. A partir de ese día tuve un gran descubrimiento y fue que por fin empezaba a ver el precio como se movía con claridad. Así fue como empecé a trabajar con una serie de gráficos concretos, unos patrones de entrada, salida, niveles de stop predeterminados, es decir una gestión organizada y planificada,  algunos de ellos basados en métodos objetivos y libres de interpretación.

Compartir en Redes Sociales