4 disciplinas de la grandeza personal:

  1. Usa tu imaginación todos los días, practica la visualización.
  2. Fijarse metas semanales, definirlas con absoluta. Fijarse metas nos devuelve la capacidad de centrarnos en nuestras vidas. También te mantienen alerta a las nuevas oportunidades. Fijarse metas es lo que lleva a despertar la pasión que duerme en nuestro interior. Puedes tener casi todo lo que deseas, si lo deseas con desesperación. Nunca se abandona una meta sin haber realizado alguna acción que te ayude a conseguirla. Asumir riesgos es la manera de vivir a lo grande, sensatos y calculados.
  3. Camina todo lo que puedas con los gigantes; esto es pasar tiempo con los grandes personajes de la historia, permitir que estos personajes extraordinarios se conviertan en Maestros de tu mente. Una persona es conocida por las compañías que tiene su mente.
  4. Dar con generosidad; aquel que da más, más gana. Esta es una de la eternas leyes de la humanidad.

Principio de la abundancia: “Cuanto más das a los demás, más acabarás por recibir”.

La abundancia es una energía que circula por todo el mundo. El dinero no es más que el pago del Universo por los valores contribuidos y los servicios prestados. Cuantos más valores puedas aportar, más dinero ganarás.

  • Lo que lamentarás al final de la vida, serán los riesgos que no asumistes. Al otro lado del miedo está la libertad.
  • No hay que trabajar más, sino con inteligencia.
  • Tenemos que encarnar nuestras palabras y vivir nuestro mensaje.
  • Es muy importante la claridad mental.
  • Las palabras tienen poder.
  • Tus mayores fracasos te conducirán a tus mayores logros, el fracaso es el camino del éxito. Fracasar no es más que aprender a ganar.
  • Antes de que alguien te eche una mano, debes tocar su corazón.
  • La mente solo piensa, pero el corazón siempre sabe. Pasamos mucho tiempo pensando y muy poco sintiendo. Comienza a prestar más atención a tu corazón, comienza a conectar con la sabiduría interior.
  • El propósito de la vida, es una vida de propósitos.
  • La felicidad en la vida no viene de conseguir, sino de dar.
  • El alma nunca piensa sin una imaginación mental.
  • Aquello que se emocionaliza se hace, las emociones impulsan a la acción.
  • Para ser un padre excelente, conviértete en una persona excelente. Antes de estar en condiciones de ayudar a los demás, debes ayudarte a ti mismo. El liderazgo empieza por el liderazgo interior.
  • El club de los cinco; al ganar la batalla de la cama, al poner la mente por encima del colchón y levantarte temprano, conseguirás sacarle mucho más a la vida. Te dará una ventana psicológica.
  • Una gran vida está hecha de grandes relaciones.
  • La gratificación en la vida no viene de obtener más cosas, viene de sentir más amor.
  • Cuida tu templo; “mente sana, cuerpo sano”. Cada vez que hace algo sin tener muchas ganas, te vuelves un poco más fuerte como ser humano.
  • No hay nada noble en ser superior a los demás, la verdadera nobleza consiste en ser superior a tu ser anterior.
  • La persona que no tiene tiempo para hacer ejercicio, tendrá que tenerlo para la enfermedad.
  • Todo aquello en lo que te concentras crece, aquello en lo que piensas se expande y aquello en lo que profundizas determina tu destino.
  • Asume el compromiso de ser una persona que vive en un estado de constante gratitud y expectación positiva.
  • La gratitud no es solo la mayor de las virtudes, sino la madre de todas las demás.
  • Ten grandes sueños, pero también disfruta del lugar donde te encuentres en un momento dado. El camino es tan bueno como el final. Cuando puedas mantener esta actitud mental, el Universo te colmará con su abundancia.
  • Tenemos que encontrar en realidad pequeños actos de grandeza todos los días. Las pequeñas aportaciones de todos los días, hará que se hagan grandes por sí mismos.
  • Hazte y da el regalo de la sabiduría.
  • Que los días más tristes de tu futuro, sean muchísimo más felices que los días más felices de tu pasado.

7 fundamentos del Liderazgo Personal:

  1. Aprendizaje y formación. Lee libros sin parar, lee libros que te inspiren, que fortalezcan tu carácter y te motiven, recuerda que las palabras son como la música tiene muchísimo poder. Asiste a seminarios, escucha audios, en definitiva, invierte en ti mismo.
  2. Visualización. La mente trabaja con imágenes. Cada logro de nuestro mundo, desde el más pequeño hasta el más faraónico, empezaron con una serie de imágenes mentales a modo de película en la mente de sus creadores. Todo progreso no es más que la creatividad invisible que se ha hecho visible. Aprende a cerrar tus ojos y a imaginarte a ti mismo logrando tus objetivos, así lo hacen los deportistas de élite.
  3. Fijación de objetivos. Fijar y concretar regularmente unos objetivos es una eficaz disciplina para lograr el éxito. Los objetivos generan esperanza y energía positiva. Son tu guía, son como una brújula que te guiarán por el camino correcto. Los objetivos te ayudan también a vivir con sentido, en lugar de hacerlo de manera accidental.
  4. Una de las mejoras maneras de transmitir las creencias limitadoras y los programas de tu mente es repetir afirmaciones positivas, repeticiones sobre lo que te gustaría tener y alcanzar. Las repeticiones a lo largo del día, logran un estado mental elevado y el estado mental de una persona ganadora.
  5. El diario. Escribir un diario es un método muy eficaz para pensar con claridad, para aumentar en gran medida la conciencia de ti mismo y para llevar la cuenta de tus deseos. Apunta tus reflexiones, sentimientos, esperanzas y sueños. Analiza también cualquier frustración que tengas y profundiza en tus miedos..Un diario es un lugar para poder expresar también tu gratitud y memorizar tu viaje por la vida.
  6. Este apartado es fundamental, el ejercicio es la mejor manera de quitarnos el estress y las tensiones. Hacer algo de ejercicio de manera continua estimula el cerebro y genera mucha energía, además de mantener en forma tu salud.
  7. Nutrición. Lo que comes es lo que determina tu rendimiento. Si te alimentas como una persona de éxito, tu energía estará siempre al máximo al igual que tu estado de ánimo.. Recuerda también que si comes menos trabajarás mejor.

 

 

Compartir en Redes Sociales